Actividades de hoy

Jueves 23 de Noviembre

No hay actividades hoy
Noticias
07-04-2016

El Yoga : múltiples beneficios para la salud de las mujeres , embarazo y el parto.

Para mi, el Yoga ofrece una oportunidad a la mujer embarazada de conectar consigo misma y con su bebé. Aprende a sentir, conocer y controlar su respiración y ser fuerte mentalmente. Cualidades que le van a ayudar enormemente el día del nacimiento de su bebé.El dar a luz se convierte en una experiencia única que supone entrar en contacto con la fuerza femenina interior

 

El yoga tiene múltiples beneficios sobre la salud , tanto en el físico como emocional y espiritual.

La práctica del yoga es un regalo para las mujeres que le aportará beneficios en todas las etapas de su vida: menarquia, adolescencia, embarazo, parto, lactancia , climaterio y menopausia y más allá. Permite relajar la mente y mejora la capacidad intelectual, ayudando , con la práctica regular , a equilibrar las emociones.

Es de gran ayuda para los trastornos menstruales y para la infertilidad. Las Asanas (posturas) y el Pranayama(respiración)corrigen el mal funcionamiento de los órganos. Propician el equilibrio hormonal y las glándulas endocrinas son estimuladas para trabajar correctamente.

Se refuerzan los tejidos de los órganos como el útero. Además, las tensiones y presiones psicológicas(que son muchas veces las causas de éstas disfunciones)se reducen mediante la práctica y la actitud mental se vuelve positiva

En el congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica , celebrado en Chicago en el 2010, se presentó el mayor estudio jamás realizado hasta la fecha sobre yoga en pacientes oncológicos. Se evaluó a cuatrocientas diez personas que habían sobrevivido a cánceres en estadios tempranos (mayoritariamente mujeres con tumores mamarios) que habían manifestado problemas de sueño entre dos meses y dos años después de finalizado el tratamiento. Los resultados entre los que practicaron yoga fue muy positivo: pudieron dormir mejor y experimentaron menos fatiga. Redujeron también el uso de drogas para dormir y mostraron una mejora general en su calidad de vida.

Existe igualmente estudios científicos que demuestran múltiples beneficios para el embarazo y parto en mujeres que practican yoga durante la gestación. ( Songporn et al, Mayo 2008; Yi-Chin Sun et al,dic 2010)

 

Una mujer que haya cuidado su salud tendrá como recompensa un embarazo saludable y gestar un bebé sano. Para una mujer embarazada es esencial mantener su bienestar físico y mental por ella misma y por el bebé que lleva dentro.

Esta disciplina trabaja en planos. En el físico, los ejercicios posturales ayudan a conseguir una mayor relajación y tonicidad. Relajación de zonas específicas como abdominales favorece una correcta postura del bebé ( evitando postura de nalgas o posterior) . La tonicidad del suelo pélvico, por ejemplo, evita o mejora problemas como la incontinencia y favorece el proceso del parto. También permite relajar la mente y mejora la capacidad intelectual, ayudando , con la práctica regular , a equilibrar las emociones. Importante también el embarazo para la labilidad emocional ocasionada por las hormonas.

En las asanas se ejercita el útero para fortalecerlo y hacer que funcione correctamente para tener un buen parto, trabajan la columna vertebral para una buena postura y correcta posición de los órganos internos y hacen que el parto sea más llevadero, incluso más corto ( Songporn et al, Mayo 2008; Yi-Chin Sun et al,dic 2010)

 

El correcto funcionamiento de las glándulas endocrinas es de vital importancia para gozar de una buena salud y el yoga ayuda a proporcionar equilibrio hormonal.

A menudo las embarazadas preguntan si pueden realizar yoga durante el primer trimestre del embarazo. Durante este periodo no es recomendable levantar mucho peso y dar saltos. Las asanas del yoga suaves refuerzan los músculos de la pelvis , favorecen la circulación sanguínea y son fabulosas para aliviar molestias propias del primer trimestre como nauseas matinales, la apatía y el cansancio. (The Effects of Mindfulness-Based Yoga During Pregnancy on Maternal Psychological and Physical Distress .lBeddoe et al, MAy 2009)

 

Más adelante, las posturas expandirán la cavidad pelviana y crearan espacio dentro del útero asegurando una correcta postura del bebé con vistas al parto. El haber fortalecido el útero por la práctica optimizará su funcionamiento durante el parto.

La práctica del pranayama fortalece los nervios y ayuda a que la madre respire con calma durante las contracciones, lo cual será fundamental para un parto más fácil.

Me fascina observar cómo las mujeres, en un ambiente íntimo y cálido,y estando relajadas, adoptan posturas de yoga o similares para facilitar el proceso fisiológico del parto

Para mi, el Yoga ofrece una oportunidad a la mujer embarazada de conectar consigo misma y con su bebé. Aprende a sentir, conocer y controlar su respiración y ser fuerte mentalmente. Cualidades que le van a ayudar enormemente el día del nacimiento de su bebé.El dar a luz se convierte en una experiencia única que supone entrar en contacto con la fuerza femenina interior.

Durante la lactancia la práctica del yoga ayudará tanto a la recuperación física de la musculatura abdominal y pélvica como a la colocación de los órganos. Me gusta esta frese de medicina ayurvédica que dice así: “Al bebé se le ha de alimentar con leche materna. Por cada medida de leche materna se requieren cuatrocientas medidas de oxígeno”. Tanto la respiración,que relaja,cómo ciertas posturas que estimulan la hipófisis y por tanto la secreción de la prolactina ( hormona de la producción de la leche )

Durante el climaterio y menopausia , ocurren numerosos cambios físicos, hormonales que pueden producir trastornos emocionales .La práctica del yoga durante esta etapa de la mujer es también muy beneficiosa puesto que tranquiliza el sistema nervioso y aporta equilibrio.

La mujer que empieza a practicar yoga en sus años de senectud, no sólo consigue salud y felicidad sino también una mente renovada, puesto que el yoga ofrece una visión optimista de la vida y de un futuro más feliz.

Nunca es tarde para comenzar a practicar yoga .La reina madre de Bélgica empezó a practicar yoga con 84 años.Tenía temblores en la cabeza y en todo el cuerpo. Con perseverancia consiguió hacer Sirsasana y la practico durante o años. Las mujeres pueden aprender yoga a cualquier edad.

 

 

BLOSSOM Centro Maternal | Laura Moya Matrona | 619 918 666 | C/PEREGRINA, 16. Las Palmas de Gran Canaria | Desarrollo by koloryforma